Uno de los factores más importantes en el mundo de los deportes de nieve es el material, por eso es tan importante saber elegirlo. Hoy nos referiremos específicamente al material de esquí alpino.

En Deportes J Moga queremos darte algunos consejos para que sepas si el material escogido es el adecuado para ti, tu nivel y el estado de la nieve.

Primero: ¿Cómo esquías? ¿Qué estilo de esquí prefieres?

Dependiendo de tu nivel las características del material cambian, como por ejemplo el índice de flexión de las botas. Éste índice es el grado de esfuerzo (fuerza) que tienes que aplicar en la caña de la bota para doblarla hacia delante.

Cuanto más alto sea, más dura estará la bota, por lo tanto te aconsejamos que elijas una bota ligera si te estas iniciando. Te recomendamos que no pases de los 90 si eres debutante y si eres experto, necesitarás más de 120.

En el alpino encontramos cuatro estilos distintos de tipo de esquí: Pista, All Mountain, Freestyle y Freeride

Los esquís de pista son para los amantes de la nieve bien pisada y el canteo; All Mountain busca una polivalencia para que puedas disfrutar de todo tipo de nieve; Freestyle es una modalidad muy específica la cual se basa en estar horas en el parque, su característica principal es la doble espátula; para terminar, las palas de Freeride que las identificarás por la anchura y son para los fanáticos de la nieve polvo.

En nuestras tiendas encontrarás a los mejores profesionales que te ayudaran en la elección. Disponemos de todo el material necesario para que no tengas que cargar el tuyo desde casa. Nuestra selección de marcas y modalidades para alquilar hace que nuestras tiendas sean el lugar perfecto para cualquier esquiador.

Segundo: Altura y peso

A veces resulta un poco embarazoso tener que preguntar el peso de una persona ¡Pero en esquí tenemos que saberlo! Las fijaciones de los esquís tienen un sistema para regular la tensión que se necesita para que se liberen de las botas en caso de accidente, y esta se mide a través del peso.

La altura debe ir acorde con la longitud de los esquís, pero ésta depende también de la modalidad. Si buscas giros cortos y estás en forma tus esquís son los de Slalom, los cuales suelen quedar más cortos que nuestra altura, si lo que te gusta es comerte la pista en 3 curvas estás buscando unos de gigante/pista que suelen sobrepasar nuestra altura.

Para el Freestyle se busca una medida similar a la nuestra, puede variar unos centímetros, y para el fuera pista unas palas largas siempre nos darán más superficie de flotabilidad.

Tercero: Los bastones

Los bastones son la parte del equipo que menos luce, pero si queremos completar nuestro “kit de esquiador” deberemos elegir los más adecuados.

Sabrás que son tus bastones cuando, cogiéndolos del revés y por debajo de la estrella, el brazo te quede doblado a noventa grados aproximadamente.

Esa es la medida estándar para acertar. También te puedes fijar en el material de fábrica, los de fibra de carbono son extremadamente ligeros y resistentes, perfectos para remar y ligeros cuando toque marcar el ritmo de nuestros virajes.

Fuente: Wedze

Indispensable: El casco

Aunque no es “obligatorio”, ya es muy raro ver a esquiadores sin casco en las pistas. Los peligros y factores que provocan las caídas son reales: velocidad, árboles, placas de hielo, otros esquiadores. El uso del casco permite reducir el riesgo de sufrir un traumatismo craneal en más del 30% en caso de accidente.

Para elegir casco deberemos seguir al menos tres criterios: talla, comodidad y ventilación.

El casco debe sujetar perfectamente la cabeza. Si es demasiado grande, no protege eficazmente y si es demasiado ajustado, resulta molesto. Las medidas deben tomarse con una cinta métrica, pasándola por encima de las orejas y de las cejas.

En un casco para el esquí y el snowboard todo está pensado para asegurar comodidad y seguridad, sin olvidar el concepto principal de ligereza. Hay de dos tipos:

– Cascos clásicos, compuestos de dos capas: una estructura de protección rígida que protege de los objetos cortantes, y un forro interior que absorbe los impactos.

– Cascos In Mold, que fusionan la estructura externa y el amortiguador de impactos en una sola estructura, para una mayor ligereza.

Un casco debe mantener el calor, pero hay que tener en cuenta que el esfuerzo también puede generar una transpiración intensa. Los de ventilación regulable permiten ajustar la temperatura y eliminar la transpiración.

Y recordar que un casco que haya sufrido un golpe o una caída debe cambiarse obligatoriamente. Se recomienda renovar el casco cada 3 años.

Acércate a cualquiera de nuestras tiendas situadas en Baqueira 1.500, Hotel Rafael by La Pleta y Residencial Val de Ruda y comprueba la gran variedad de material que tenemos a tu disposición. Atrévete a escoger tus propios esquís sabiendo que con la ayuda de nuestros expertos en Deportes J.Moga siempre acertarás.

¿Ya sabes que te pondrás para la próxima bajada? ¡Te esperamos!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies